Primera instructora de Zumba en silla de ruedas de Centroaméri

Primera instructora de Zumba Fitness en silla de ruedas de Centroamérica, desde Costa Rica.


Mariana Sandoval Chacón no es solamente la entrevistada para la sección "Historias de Exito" de nuestra nueva edición, podría decir que es mi alma gemela, una especie de “colega en la discapacidad”, si llegáramos a usar un término como lo hacen los jóvenes hoy en día, que hacen del inglés parte de su léxico, Mariana y yo seríamos “Disabilitymates”.

Sí, sí, yo sé que está un poco difícil de entender mi idea, pero déjenme y les explico un poco:

Para empezar, Mariana y yo tenemos la misma discapacidad: Espina Bífida. Y si me preguntan a mí cuál creo que yo que sería la razón por la que nací con este padecimiento, les diría un poco lo que Mariana me dijo a mí: “La Espina Bífida es se da porque no se desarrollan bien los huesos debido a la falta de ácido fólico, y esta información en los años 80 (años de nuestros nacimientos) no estaba muy a la mano de las mujeres que pretendían o llegaban a quedar embarazadas. En otras palabras: No se le daba el seguimiento médico que una situación de estas requería o requiere”.

Me sigue contando y sigo descubriendo que las coincidencias en nuestras vidas desde nuestro nacimiento y hasta nuestra adolescencia son enormes y sorprendentes.

Tal vez en lo único que nos diferenciamos es que a Mariana le diagnosticaron nivel de Espina Bífida severo; y a mí, intermedio. En fin, ya me despego de esta historia para pasar a darle todo el protagonismo a Mariana.

Una vez diagnosticado su problema a los únicos que se lo hacen saber es a su papá y a su abuela, esta decisión tomada con la intención de que su mamá no se llegara a dar cuenta durante lo que le quedaba del embarazo y así alivianarle la carga..

Mariana pasó parte de su niñez en terapia y rehabilitación, estuvo en Estimulación Temprana pero por recomendación médica tuvo que abandonarla. Recuerda bien que de muy niña la matricularon en unas clases –confiesa- nada agradables de natación. Pero cómo a la mayoría nos pasó de niños, ¿qué se podía hacer al respecto para que los papás vieran que esas cosas eran aburridísimas? Más adelante en su vida llegaría a tener una experiencia más bonita con la natación, esto gracias al acercamiento que le dio su mejor amigo, Gilberto Pochet, a las piscinas.

Además estuvo en danza y esto sí lo disfrutó, de que le ayudaba como terapia para ejercitar sus músculos.

Mariana siempre ha sido una persona físicamente activa, en el cole se metió a jugar tennis, en un programa llamado “Tennis for fun”, compitiendo en un torneo intercolegial y llegando a ser la primera persona en silla de ruedas en practicar este deporte.

También practicó el baloncesto y es una de las experiencias que más ama, ahí conoció a una persona muy especial para ella y a quien se volvió a topar nuevamente ya en su vida adulta.

Esa persona la acercó nuevamente al baloncesto, y fue en ese segundo acercamiento donde armó un equipo con varias personas, las cuales entrenaban en la cancha de Barrio Claret.

Cuenta Mariana que los resultados en los partidos no eran tan buenos, paliza tras paliza coleccionaban pero la experiencia no la cambia por nada. El equipo duró entre 5 y 6 años pero se mantuvieron siempre activas, tanto así que fueron invitadas a competir en Argetina. El viaje al final no se pudo dar.

El equipo terminó disolviéndose pero Mariana recuerda que disfrutó esta época como ninguna. Conoció chicas muy buenas que aún en la actualidad siguen practicando baloncesto, algunas de ellas son jugadoras de la Selección Femenina de Costa Rica.

Después de esto esta chica todo terreno fue invitada a incurrir en el tennis de mesa, disciplina que no le llamó la atención tanto como el tennis, el cual seguía siendo pasión y por consiguiente volvió a practicarlo.

Como pueden ver, Mariana ha sido y es una persona sumamente activa en lo que a actividad física se refiere, es por esa razón que más adelante les contaré lo que hace actualmente. Ahora veamos un poco más el tema familiar en la vida de esta incansable chica.

Por el lado familiar todo ha sido excelente para Mariana, quien cuenta que el apoyo ha sido excelente e incondicional. Eso sí, un poquito de la típica sobreprotección paternal y maternal de los padres para con sus hijos; la famosa burbujita en la que nos ponen nuestros papás para que no nos pase nada.

Una burbujita que si ya de por sí está presente en la niñez, en un niño con algún tipo de discapacidad se hace más grande.

El acondicionamiento de Mariana a su casa nunca fue ni ha sido problema, la adaptación y la accesibilidad siempre han ido de la mano. Hasta ahí todo bien, hasta que llegó una época un poco incierta para un niño con algún tipo de discapacidad: Inicial los estudios.

Esta es una etapa en la que los padres de un niño con discapacidad deben actuar con mucho tacto, es importante que ellos vayan a ver el centro educativo donde su hijo va a estudiar; así como también, es importante que los padres hablen con los maestros con el fin de hacerle ver que su hijo necesita un poco más de cuidados que los demás estudiantes.

Todo esto se dio, pero algo que pasamos todas las PcD de niños también lo vivió Mariana: el bullying estudiantil por su condición de “persona diferente”.

Bullying que sin embargo llegó a superar, sin saber que todavía le faltaba una que otra prueba más, la siguiente: El colegio. A esta edad los adolescentes molestan y ofenden a sus compañeros, algunos sin medir que tanto pueden llegar a lastimar a una persona.

Mariana también lo vivió y una vez más lo logró superar. Estuvo en dos colegios, en el primero cuenta que fue la única estudiante con discapacidad y en el otro eran 3 los estudiantes con discapacidad, curiosamente todos con Espina Bífida. Por esa razón se sintió más acompañada y acuerpada.

Actualmente Mariana vive con su mamá, su hermano menor y con su abuelita. Su abuelito falleció el pasado marzo a causa de un cáncer, y a su papá a pesar de que no vive con ella lo ve frecuentemente.

Por el lado de su mamá la familia de Mariana es muy poca, caso contrario con el lado paterno, donde los familiares están por doquier y viven en Panamá. Pero en general Mariana y sus familiares son muy unidos. Los fines de semana sacan el rato para ir a almorzar, a tomar café o simplemente para ir a hacer alguna vuelta.

Mariana está terminando su licenciatura en la carrera de Preescolar, lo tiene en “stand by” porque está enfocada en otros proyectos de los que más adelante en la entrevista nos daremos cuenta. No es nada extraño que Mariana haya escogido la carrera de Preescolar como profesión, ya que viene de un hogar formado por maestros: su abuelo y su abuela fueron educadores; y su mamá actualmente lo es.

Pilares importantes en la vida de mariana han sido su abuelo (q.d.D.G), su abuela, su hermano y sus padres. Siempre la han apoyado en sus aventuras, en sus decisiones y en todo lo que en general, ella se disponga a hacer.

Apoyo que una vez más le han dado en su nueva aventura (les prometí que les hablaría nuevamente de sus actividades físicas). Después de mucho mucho tiempo y por esas casualidades de la vida, Mariana se dio cuenta que en su barrio se daban clases de Zumba, es por esa razón que decidió incursionar hace dos años en la práctica de esta disciplina. Específicamente, en la instrucción de Zumba.

Ella no tenía ni la más mínima idea de lo que se trataba esta actividad, pero una de sus vecinas le contó que su tía había sufrido un accidente y que a pesar de esto nada le impidió seguir practicando zumba.

El interés de Mariana aumentó y se animó, primero preguntó por el día y la hora de las clases, así que junto con su mamá fue a ver cómo era la cosa. Recuerda Mariana que el instructor se le acercó a ella y a su mamá para darles información, y fue ahí donde Mariana le dijo al instructor que era ella quien quería recibir las clases.

¡Manos a la obra! No había tiempo que perder, así que Mariana fue invitada ese mismo día a ser parte del grupo; recuerda que la pusieron en la primera fila y los nervios eran interminables.

Ese mismo día, Guri, quien es hasta la fecha su instructor la invitó a seguir asistiendo, invitación Mariana gustosamente aceptó. Es así como en su segunda clase además de volver a ver su Instructor, Mariana conoció a una chica mexicana que iba a impartir una clase se Zumba sentada.

Mariana y sus nervios continuaban agarrados de la mano, pero esto para nada la hizo detenerse. Mäs bien aceptó el reto y todo lo demás fue disfrutar de la clase.

Para Mariana todo se ha dado de la mejor manera, ya que en esa segunda clase la instructora que venía de México le ofreció ayudarla no solo en esa clase sino en lo que llegara a necesitar.

Pasó el tiempo y aproximadamente después de 5 meses de haber entrado a Zumba Mariana asiste a un evento en donde le hicieron una propuesta que le cambiaría la vida. Se encontró a quienes hoy en día son dos grandes amigos: Jorge Montero y Wendy Araya (su mejor amiga). Araya le propuso certificarse en la instrucción de zumba. Esto le llamó la atención a Mariana inmediatamente ya que llegaría a ser la primera instructora en silla de ruedas en Costa Rica.

Un instructor chileno que estaba de visita en el país le animó a hacerlo diciéndole que fue precisamente de Chile de donde salió el primer instructor de Zumba en silla de ruedas, y que precisamente tenía lo mismo que ella: Espina Bífida.

Pasaban los días y Mariana más se iba emocionando y convenciendo cada vez más. Una cosa determinante que le terminó de dar el impulso que Mariana necesitaba fue darse cuenta que en Costa Rica ya había un instructor de Zumba con algún tipo de discapacidad; es un chico con Síndrome de Down.

La emoción y los nervios por lo que podría llegar a pasar iban creciendo y fue así como hace pocos días, el 30 de junio, Mariana obtuvo su título de Instructora de Zumba.

Se pone a ver hacia atrás y recuerda que son 4 amigos que le ha dado la zumba los que la han impulsado a dar este paso. Se pone a ver hacia atrás y recuerda que 3 personas super especiales son las que han estado a su lado durante su vida para animarla y apoyarla a hacer las cosas que le apasionan:

Su abuela materna, su papá y su novio Roberto, quien también tiene Espina Bífida. Mariana a pesar de considerarse y ser una mujer completamente independiente sabe que en esta sociedad el que una mujer luche constantemente por su independencia plena, es un acto revolucionario; y más si se trata de una mujer con algún tipo de discapacidad.

Pero esto no la ha detenido ni la dentendrá, más bien ve este tipo de circunstancias como retos que la vida pone. Yo, personalmente, me la imagino buscando un reto, frotándose las manos, con una sonrisa de oreja a oreja y diciendo: ¡Qué venga el siguiente!

#Zumba #ZumbaAdaptado #Zumbaensilladeruedas #PalanteLifestyle #Deporteadaptado #superhistoria #SuperHistorias #SuperHumano

CONTACTANOS

QUEREMOS SABER TU HISTORIA!

Pa'Lante

Para preguntas o comentarios contactanos con la información a continuación o llena el siguiente formulario.

contactos

Tel: +506 6068 1472

Email: palanteblogcr@gmail.com

Web: https://palantecr.com

Rohrmoser, Pavas,

San Jose,

Costa Rica

Contactanos
  • Facebook - White Circle
  • Twitter - White Circle
  • Google+ - White Circle
  • YouTube - White Circle
  • Instagram - White Circle

PROPIEDAD DE PA'LANTE

WWW.PALANTECR.COM

© copyright 2023 Sitio Desarrollado Por Jovan Soto B.

www.jsconsultantcr.com - Consultor de Negocios & Mas.

a'lante

0